Me dispongo a defender las fronteras abiertas y la libre inmigración, explorando los posibles argumentos en contra.

Normalmente hay mucha controversia y diferentes marcos de pensamiento en este debate, sin que haya consenso ni siquiera dentro de la misma corriente ideológica. Se suelen dar diversos argumentos económicos y sociales, pero casi nunca se le da el suficiente peso a cuestiones de derechos fundamentales o de Justicia  en abstracto. Me parece un análisis sobre todo ético.

Considero la Libre inmigración un derecho fundamental prima facie, esto es, en principio hasta encontrar argumentos en contra -teniendo que justificar bien el cierre de fronteras ante las posibles excepciones-.

Mi tesis es que si creemos en la igualdad moral de todas las personas humanas -las cuales merecen igual trato por defecto- no hay justificación ética posible a impedir a gente PACÍFICA el tránsito para buscar mejorar su vida, más aún si hay acuerdo libre entre dos o varias personas (trabajo, vivienda, visita, comercio, refugio de guerra….etc), sean de donde sean.

Esto es intuitivo si reflexionamos sobre experimentos mentales hipotéticos. No se nos ocurriría ir con armas a cortar el acceso al supermercado a una persona pacífica hambrienta que se dispone a comprar comida. Tendríamos que encontrar algo que justifique ese comportamiento.

Como principio ético general la coacción sobre personas a las que se les causa un daño (impidiéndoles prosperar por ejemplo) es moralmente reprochable. Veremos a continuación si existen argumentos convincentes en contra que superen ese principio general:

1-Los inmigrantes absorben nuestros recursos del Estado del Bienestar.

Es uno de los argumentos en contra de las fronteras abiertas, pero no es cierto en España, pues aportan más de lo que reciben. También se han estudiado efectos positivos netos en USA (ver referencias al final).

Cabe comentar aquí como nota aparte que la tradición de pensamiento liberal considera innecesario el Estado del Bienestar estatal en sus dimensiones actuales y de financiación forzosa.  Sin ese EdB la inmigración no socavaría las finanzas públicas y también desaparecería parte del efecto llamada.

Pero asumiendo el argumento en contra, los inmigrantes podrían ser obligados a renunciar a ciertos servicios si esa es toda la excusa. Muchos estarían encantados a renunciar con tal de salir de sus países. Incluso esa segunda opción es mejor que obligarlos a vivir entre violentas revueltas en Nigeria. Tanto si crees que el Estado tiene obligaciones morales de ayuda con los extranjeros o sólo con los nacionales, existen alternativas más permisibles para salvar las finanzas que impedirles cruzar las frontera para prosperar.

2-Argumento económico: Los inmigrantes nos quitan los trabajos y disminuyen los salarios.

En términos pragmáticos se calcula que la eliminación de las fronteras multiplicaría  el PIB mundial al menos x2. (La gente emigra allá donde obtiene mejores salarios y por tanto donde es más productivo). http://openborders.info/double-world-gdp/

La inmigración no quita los trabajos de manera estática sino que acaba generando nuevas rentas, nuevas demandas y  nuevos empleos, se reconfigura el empleo haciéndose un uso más efectivo de los recursos humanos por especialización y división del trabajo.  La riqueza aumenta cuanto más población haya. http://econlog.econlib.org/archives/2015/07/my_enthusiastic.html

Según últimos estudios un aumento del 1% en el volumen de inmigración neta supone un ‘shock’ positivo en el crecimiento del PIB per cápita durante los tres años siguientes (una expansión extra de hasta el 0,32% del PIB per cápita en el tercer año), así como sobre la tasa de desempleo durante cuatro años.

http://advances.sciencemag.org/content/advances/4/6/eaaq0883.full.pdf

Incluso de ser el argumento laboral cierto cabría considerar si prohibiríamos emigrar de unas regiones autónomas a otras para impedir competidores. Volviendo al experimento mental no impediríamos por la fuerza el acceso a alguien a una entrevista de trabajo solo porque compite con la nuestra. No parece razonable, ni éticamente se justifica la coacción por ese motivo.

3- Terrorismo.

Como en toda norma general, existen los Estados de excepción para situaciones excepcionales: caso ISIS, terrorismo islámico y peligros inminentes, en los que excepcionalmente y de manera temporal podrían ser controlados ciertos inmigrantes que supongan un alto riesgo. En todo caso la presunción de inocencia debería prevalecer al igual que no prohibimos importar libros del Corán porque supongan un riesgo de fomentar ideas fanáticas, o no cortamos el tránsito del País Vasco de personas presuntamente inocentes para combatir el terrorismo etarra.

Respecto al miedo de que aumente la criminalidad, no existen evidencias de que los inmigrantes sean mas criminales que los nacionales (1).

En caso contrario, cabe la reflexión sobre el hecho de que tampoco nos fijamos en los índices de criminalidad para impedir el paso de personas de unas regiones a otras dentro del Estado. La presunción de inocencia suele primar. En todo caso es obvio que se justifica la contención de gente no pacífica o agresiva. Nadie defiende la entrada de terroristas y delincuentes. Se cerrarían solamente para los casos determinados (y se abrirían para el resto).

4-Los inmigrantes acabarían con nuestra cultura.

En general el argumento de protección cultural, siendo entendible, me resulta insuficiente pues habría de aplicarse a cualquier persona, y no vemos razonable expulsar otras culturas autóctonas porque tengan cultura diferente (gitanos, musulmanes españoles, mormones, judíos….. )  ni en nuestra experiencia usaríamos la coacción para evitar que nuestro barrio se volviese budista, por ejemplo, de ocurrir el caso……Las nuevas culturas estarían limitadas por nuestro orden jurídico y si existiese el miedo fundado de cambiar mediante el voto hacia sistemas inaceptables también es preferible quitar el derecho a voto a los extranjeros antes que impedirles prosperar. (También los nacionales podrían llegar a cambiar cambios de régimen inaceptables en algún momento).

En general existe una tendencia a la asimilación cultural dentro de la cultura dominante -va prevaleciendo la cultura occidental y las nuevas generaciones asimiladas en Occidente van perdiendo paulatinamente su cultura original-. Aunque no lo parezca esa asimilación ocurre incluso  también en la cultura musulmana, como concluye un estudio de Harvard que cito abajo. (Recordemos que Londres tiene un alcalde musulmán cuyas políticas son las habituales de nuestra cultura).

Como antes, yo pienso que la ética de no agresión sigue estando por encima, y que las personas tienen el mismo estatus moral independientemente de donde nazcan y las costumbres que tengan, por mucho que no nos gusten. Esto como es lógico viene limitado por costumbres que atenten contra el orden jurídico y las libertades.

En caso de suceder un cataclismo sería un argumento consecuencialista justificable, pero sólo serviría para controlar ciertos colectivos, la idea de fronteras abiertas seguiría aplicándose para el resto.

5- Amontonamiento insostenible de personas.

Las normas frente a la inmigración deberían ser razonablemente las mismas normas que aplican dentro de cada país. Normas de urbanidad y de funcionalidad respecto a las zonas públicas que no se han constituido para residir en ellas. No se trata de que los inmigrantes se acumulen tirados en las calles y parece razonable exigir por ejemplo un contrato de alquiler y/o vivienda para estancias duraderas.

Al igual que se te permite invitar extranjeros o amigos a tu casa pero no puedes meter a 1 millón de personas en el edificio ni dormir en la escalera. Es un criterio de razonabilidad. Por terreno en España hay mucho margen para duplicar y triplicar la población si nos fijamos en los países más densamente poblados.

En el caso de ponernos en una situación extrema de colapso masivo e imposibilidad de absorber a billones de personas de golpe (normalmente se supraestima la cantidad de gente dispuesta a emigrar y se infraestima la capacidad de absorción) bien sería razonable ir abriendo las fronteras poco a poco, por  cupos anuales, hasta la absorción que se pueda. Esto sería mitigado por la exigencia de contrato o alquiler.

En cualquier caso, España absorbió bien la época de entrada de medio millón de inmigrantes al año (los cuales sólo el 5% venían de pateras), y hoy en día salen más que los que entran pese a alarmarnos por 30.000 africanos. https://m.eldiario.es/sociedad/Espana-pierde-poblacion-emigracion-primera_0_205780099.html?_ga=2.6421553.223575795.1534420487-98086931.1498294698

6- El simple deseo de no convivir con gente que no te gusta.

En general pienso que los argumentos para cerrar fronteras o impedir la inmigración de manera global fracasan porque se justifica sólamente para casos concretos. A veces se reduce a que  simplemente no no gustan ciertos extranjeros. En general suele haber rechazo y una preferencia a evitar determinados colectivos (que suelen ser además económicamente más pobres), unido a un temor/rechazo evolutivo y natural al diferente y a sus costumbres. Pese a que esa preferencia es muy común y ampliamente compartida, sigue siendo éticamente reprochable el uso de la fuerza para impedirles mejorar su vida si no caen en las excepciones comentadas. Normalmente el interés personal de rodearte de gente de tu elección no es suficiente para superar las barreras éticas de comportamiento (Si a mí me interesa que me donen un riñón no puedo forzar el quitárselo a otro si nadie lo hace).

7- Derecho como co-propietario del Territorio a restringir la entrada al igual que tengo derecho a no dejar entrar en mi propiedad a cualquiera.

EL Estado no es propietario de todo el territorio (si nos fijamos en cualquier teoría de la propiedad) sino que se arroga el derecho al control y gobierno sobre el mismo. LA legitimidad del Estado para arrogarse ese derecho es dudosa dado que todos los Estados surgen por violencia y conquista (dudosa legitimidad de origen).

Sin entrar en el profuso debate sobre la legitimidad (formalmente el Estado puede cerrar fronteras y punto), la analogía Estado-propiedad privada para poder cerrar fronteras no funciona si continuamos estrictamente en el análisis ético y no en la legitimidad formal. El derecho a restringir la entrada intuitivamente funciona en el ámbito privado y local, no restringimos el derecho al vecino a relacionarse con otros.

No parece ético usar la violencia para impedir la interacción entre dos personas pacíficas ajenas a ti aunque fueses co-propietario de la zona. Ni siquiera las comunidades privadas restringen ese derecho individual a poder relacionarte, invitar, dar trabajo a quien quieras (aunque podrían tener normas de acceso a las zonas comunes).

Intuitivamente en un edificio puedes restringir la entrada pero no puedes impedir que cada particular se relacione u ofrezca trabajo en tu casa a quien quieras siempre que se cumplan normas de convivencia.

Incluso los derechos de propiedad privada no son absolutos y caben ciertas excepciones cuando se trata de casos de necesidad (Ver los provisos de John Locke).,

En este sentido existen relevantes diferencias entre Estados y comunidades privadas, así como límites para restringir  derechos en ambas. Por enunciarlo las diferencias tienen que ver con la imposición coactiva a pertenecer al club versus elección voluntaria, legitimidad de origen, tamaño y gente afectada, capacidad de hacer daño y alternativas disponibles. En una comunidad también hay límites éticos intuitivos a impedir la interacción pacífica entre terceros como ya fue mencionado. Son diferencias significativas en el plano moral como para considerarlos diferentes.

Más desarrollado aquí: “La nación no es tu casa”: http://bleedingheartlibertarians.com/2014/07/is-a-nation-a-house/  y aquí: http://spot.colorado.edu/~huemer/immigration.htm

*Como nota aparte en una sociedad libertaria de propietarios sin control Estatal las fronteras de acceso a zonas comunes serían pactadas por los dueños legítimos, el Estado no sería el legitimado para decidir quién circula por el interior de sus arbitrarias fronteras políticas, y sería cada ciudadano quien dispusiera de la potestad para invitar, contratar o relacionarse con cualquier otra persona del globo. Nadie podría quitarle ese derecho al vecino por decirlo de otra manera.

Como conclusión creo que existe un derecho a poder emigrar, teniendo las excepciones que ser justificadas para casos particulares, sin que el principio general se vea afectado. Defiendo las fronteras abiertas como principio general, prima facie, en conjunto con una trnasformación radical del orden político y económico hacia el liberalismo, para que no sea necesario desplazarse a otro país para poder subsistir.

Quizás en el futuro haya una prediposición a fronteras abiertas (con los matices expuestos) y las nuevas generaciones caigan en la cuenta de cómo quitábamos el derecho a prosperar a millones de personas humanas por pertenecer a diferente nacionalidad, al igual que antes quítabamos derechos a personas por pertenecer a diferente raza.

 

REFERENCIAS:

Links interesantes sobre el tema:

Libre inmigración. Reading list:

https://openborders.info/pro-open-borders-reading-list/

Argumentos filosóficos/éticos: M.Huemer:

http://spot.colorado.edu/~huemer/immigration.htm

Argumentos éticos/económicos: B.Caplan:

http://econfaculty.gmu.edu/bcaplan/pdfs/whyimmigration.pdf

Rallo. Lo que tambien es liberalismo:

http://vozpopuli.com/blogs/5752-juan-r-rallo-lo-que-tambien-es-el-liberalismo

Sobre refugiados:

http://juanramonrallo.com/2015/09/dejemosles-entrar/

La nación no es tu casa:

http://bleedingheartlibertarians.com/2014/07/is-a-nation-a-house/

Argumentos económicos. PIB mundial x2

http://openborders.info/double-world-gdp/

Speech sobre inmigración:

https://m.youtube.com/watch?feature=youtu.be&v=eIELOuffVbo

Inmigrantes musulmanes, aculturación:

https://dash.harvard.edu/bitstream/handle/1/4481625/Norris_MuslimIntegration.pdf?sequence=1

Los inmigrantes aportan más al Estado del Bienestar:

https://prensa.lacaixa.es/obrasocial/show_annex.html?id=18794

(1) Análisis de criminalidad:

http://noticias.lainformacion.com/asuntos-sociales/inmigrantes-ilegales/el-aumento-de-la-inmigracion-en-espana-no-provoca-mas-delincuencia_21gDrRegTNSSQpv9gH2yk7/

http://www.criminologia.net/pdf/reic/ano2-2004/a22004nota1.pdf

http://fee.org/anythingpeaceful/detail/by-the-numbers-do-immigrants-cause-crime

-La revista ‘Science Advances’ publica la última investigación sobre este asunto, titulada ‘Macroeconomic evidence suggests that asylum seekers are not a “burden” for Western European countries’, donde se analiza la influencia de los flujos de inmigrantes y de refugiados en 15 países europeos (incluida España) entre 1985 a 2015. Los resultados son, en términos generales, enormemente positivos: un aumento del 1% en el volumen de inmigración neta supone un ‘shock’ positivo en el crecimiento del PIB per cápita durante los tres años siguientes (una expansión extra de hasta el 0,32% del PIB per cápita en el tercer año), así como sobre la tasa de desempleo durante cuatro años.

http://advances.sciencemag.org/content/advances/4/6/eaaq0883.full.pdf

Advertisements