REFLEXIONES ADICIONALES (Continuación de post previo: Análisis moral).

[1] Sobre la obligación moral de ayudar a los necesitados:

Existe intuitivamente una obligación moral de ayudar a los demás, pero ésta es necesariamente limitada (en caso contrario tendrías que dedicar todo tu tiempo a desvivirte por los demás a costa de tus propios proyectos personales).  Desvivirse ampliamente por los demás cabe calificarlo de virtuoso y dedicar toda tu vida a ello de heróico, pero la ausencia de ese comportamiento en ningún caso puede calificarse de “inmoral”. En el caso de las sweatshops no veo como el hecho de cumplir con creces una obligación moral solidaria y seguir con tus proyectos vitales con criterios de mercado por pacto voluntario (por elegir de manera óptima al que mejor ofrece en la puja por trabajar y que por tanto es quien más lo necesita) puede ser algo inmoral. Puede ser una situación penosa, lamentable y deplorable como corresponde a una situación de pobreza en la que no puedes ser productivo (lo que limita los salarios), pero no inmoral. Ver post previo. La mayoría de multinacionales cumple bastante en términos solidarios, por ejemplo no es raro ver noticias como “la Fundación Inditex dona 20 millones de euros a cáritas” o también en el propio Bangladesh invirtiendo decenas de millones de euros en educación, infraestructuras, saneamiento…etc  O la Fundación de Ortega

[2] La moralidad del asunto podría ser discutible y existe clara inmoralidad en determinados casos, aunque creo haber expuesto argumentos en contra para la mayoría de casos en el post previo, pero lo que no es discutible es que la prohibición de esos contratos lleva a muchas personas a alternativas mucho peores como la prostitución infantil o el trabajo en arrozales. Así lo denunciaron las ONG que estudiaron el tema en la época en el que el Gobierno de Bangladesh prohibió esas prácticas. Llevaron a 50.000 personas a mucha más miseria y a la prostitución infantil. Luego como mínimo prohibir esas prácticas es indudablemente más inmoral que permitirlas (como se dió cuenta el gobierno de Bangladesh y el de Bolivia).

[3] No veo que el empresario posea hacia los demás obligaciones distintas a las que cualquier otra persona posee hacia los demás. Eso no significa que no posee ninguna obligación, sino que no posee obligaciones especiales por el hecho ser empresario. En términos morales el trato con los demás es algo Universal para todos. El trato con abuso es inmoral desde cualquier situación de poder.

[4] Ejemplos comparativos:

    1-Una compañía A quiere maximizar sus beneficios y tras analizar el mercado decide que lo mejor es contratar a trabajadores nacionales. A éstos les mejora marginalmente su situación respecto al second best  (otro trabajo alternativo peor). Si no, no lo aceptarían.

   2-Una compañía B quiere maximizar sus beneficios y tras analizar el mercado decide que lo mejor es subcontratar en un pais del tercer mundo, con lo que les mejora marginalmente su situación. Normalmente la utilidad proporcionada a los trabajadores del tercer mundo es mucho mayor que la proporcionada a los nacionales del primer mundo, y la mejora proporcionada a los trabajadores de países pobres es mucho mayor respecto a las empresas nativas o trabajos alternativos.

Es difícil de ver que B esté comportándose moralmente peor que A. Ni tampoco A parece que merezca grandes reproches por no contratar en el tercer mundo.

[5] Si se pretende concluir que es un acto inmoral, es porque se presume que todo agente moral tienen una obligación frente a los necesitados del tercer mundo, con lo que cabría tachar de inmoral a todos los agentes, personas y empresas que no estén  mejorando la situación de éstos ofreciendo un buen trabajo o donando parte de sus rentas. Acaso en coherencia con esa presunción, sería inmoral mantener estados del bienestar en nuestros respectivos países y no trasladarlos allí donde se necesitan más.

O porque se presume que buscar beneficio sin emplear coacción es inmoral, lo cual no lo acabo de ver ya que parece neutro que toda persona busque legítimamente cumplir sus fines vitales sin interferir coactivamente en los de otros. La omisión de solidaridad de ser inmoral, tiene límites.

[6] La omisión de solidaridad generalizada no cabe calificarla de inmoral salvo la mencionada obligación de auxilio en casos cercanos. Nadie es responsable de la muerte de los niños en lejanos arrozales. Y en caso de pensar que tenemos obligación con los niños Bangladesíes, siempre podemos donar a un click de ratón aquí: donación. Quien no acepte que existe esa razonable limitación en la obligación moral de ayuda debería estar dedicando casi todos sus recursos a ello. En caso contrario estaría anteponiendo sus intereses a los intereses de casos desesperados incluso siendo responsable de algunas muertes. Y obviamente no parece una tesis muy razonable.

[7] La obligacion de aportar altruisticamente a los demas puede encerrar un concepto demasiado exigente de la moralidad, intuitivamente no solemos señalar con el dedo ni reprochamos a nadie ni exigimos fuertemente a nadie  que se desviva por los demás o que done parte de sus pertenencias a quien lo necesite. No reprochamos la ausencia de comportamientos heróicos. Sin embargo sí señalamos a las multinacionales porque no aportan mejores condiciones a estos pobres del tercer mundo. Es como señalar con el dedo a alguien que dona 1 céntimo de euro al mendigo sin señalarse antes a uno mismo por no darle nada. El altruismo podría calificarse de un comportamiento virtuoso más que de una fuerte obligación moral como señala algún autor. Pero yo he desarrollado el post bajo la creencia personal de que sí existe cierta obligación moral hacia los necesitados. 

[8] Sobre el trabajo infantil en sí mismo no es algo que se vea problemático en Occidente (muchos niños trabajan de actores), el problema es el trabajo infantil en duras condiciones. Corren un riesgo de daño físico o psicológico que de darse el caso sería inmoral. En cualquier caso, prohibir el trabajo infantil es aún más inmoral por condenarlos a cosas peores y parece que es algo a lo que la población se opone. En países de baja productividad necesitan trabajar todos los miembros de la familia como pasaba en Occidente hace un siglo. Ya vimos como el capitalismo aumenta la productividad de estos países y acaba con el trabajo infantil.

[9] Las solución económica a la pobreza en el tercer mundo está expuesto en el post previo así como el enlace para ayuda solidaria a los niños en Bangladesh.

[10] En estos posts los términos ética, moral e injusticia están empleados de manera coloquial y no académica.

[11] Todas mis opiniones son provisionales. Son fruto de la reflexión y la investigación pero pueden variar con el tiempo. Con futuras evidencias en contra o argumentaciones que derroten a las expuestas no tengo problema en matizar y variar mis opiniones en el futuro.

Advertisements