“Una buena sociedad es aquella en la que los individuos son libres de asociarse y desasociarse de aquellos de quienes deseen, ya que se tolera el disentir contra la mayoría y no se impone la conformidad” (Chandran Kukathas)

A raíz de ser preguntado por mi opinión sobre la secesión de Cataluña escribo este post explicando mi postura, que sigue un punto de vista liberal/libertario. Cabe resaltar que no hay un consenso claro entre liberales en este caso concreto.

1-CONCLUSIÓN:

Hoy en día y dado el Status Quo defiendo que se cambie la Constitución para permitir Referéndums locales. Permitir un Referéndum local no es constitucional y la desobediencia civil no es la mejor opción, pues pese a que no estamos obligados moralmente a seguir leyes injustas, el coste de no obedecerlas es demasiado alto y de consecuencias impredecibles, sobre todo si no consigues convencer a los gobernantes para modificar la ley. Una declaración unilateral de independencia, la desobediencia civil, podría dar como resultado un indeseable caos social.
Por tanto me parece en principio más razonable promover la vía pacífica. Es posible respetar la voluntad secesionista dentro de la ley. Eso pasa por cambiar la Constitución para permitir referéndums locales lo cual considero sano y deseable. El derecho de salida de cualquier grupo es básico, sobre todo si no has consentido pertenecer a él.
Lo ideal son países con Constituciones liberales que permitan el referéndum local y secesión de sus partes, con la condición de que a su vez permitan la secesión interna (circunstancia que parece que no contemplan ahora los gobernantes catalanes). La viabilidad de este sistema tiene el límite en las unidades administrativas más pequeñas posibles (Liechtenstein permite la secesión de sus municipios), probablemente sea viable a nivel de ciudades e incluso barrios grandes.
Soy favorable a promover un cambio en la Constitución para aportarle un grado de mayor libertad y flexibilidad en la organización política.
Al final del post expongo un análisis de la situación actual. Ver punto 5: CATALUÑA HOY EN DÍA.

2-¿CUÁL ES LA BASE IDEOLÓGICA?

EL liberalismo/libertarianismo.

Es posible un cambio paulatino y gradual que se encamine hacia ese sistema ideal: que la gente pueda decidir cómo quiere vivir y a quién quiere pertenecer sin violentar los derechos de los demás, con la mayor libertad posible y usando la menor coacción/violencia posible. Esto que se ve claro en la libertad de pertenencia o salida de confesiones religiosas, es posible aplicarlo a la organización política.

Bajo el prisma liberal la mayor libertad se consigue disminuyendo el peso del Estado lo máximo posible en un contexto de libre mercado (libre circulación de personas y capitales en un marco con Estado de Derecho e Instituciones sólidas que protejan la propiedad, la vida y los contratos).
Las funciones del Estado como mínimo serían las de defensa, justicia, policía y asistencia social. Sobre qué cantidad es la mínima posible, las virtudes de este sistema, el argumentario en el que se basa para considerarlo el mejor sistema de todos los posibles y las evidencias empíricas al respecto dedicaré otros posts.
Si se examina de manera analítica, se puede comprobar que ese sistema no sólo es el más ético sino que además dispone de todos los elementos favorables para disminuir radicalmente la pobreza al máximo, y suministrar el mayor grado de prosperidad y libertad al mundo
. Ver evidencias aquí.

El punto de vista libertario en el asunto de la secesión defendido aquí por Von Mises, y aquí por Jesus Huerta de Soto supone el ideal organizativo como Estados liberales pequeños. Podrían servir de ejemplo como aproximación de unidades administrativas pequeñas los Estados federales como Suiza y sus cantones, ciudades-estado como Singapur o grandes comunidades/ciudades privadas como la mayoría de grandes urbanizaciones en USA. (1/5 de la población vive en urbanizaciones privadas).

3-¿CÓMO PRODUCIR ESE CAMBIO?

Intentando que surja de la gente, pues sin un cambio en la voluntad y tolerancia de la sociedad  es imposible que surjan gobiernos liberales estables, que la población se de cuenta de que la imposición coactiva y violenta es innecesaria, anti-ética y perjudicial. Las fronteras estatales son entidades arbitrarias pues como refleja el consenso entre historiadores el Estado surge por violencia y conquista, no por acuerdos voluntarios. No está justificado éticamente el impedir el cambio voluntario y pacífico.
Una nación (grupo homogéneo unido por características lingüísticas, étnicas y culturales) puede decidir organizarse políticamente siguiendo la voluntad de sus componentes y seguir permitiendo el libre intercambio y asociación cultural, comercial y personal sin que suponga ninguna afrenta a la nación, que en ocasiones se envuelve de mitos y creencias artificiales. Más adelante comento los problemas que conlleva una secesión y cómo solventarlos.
No soy partidario de revoluciones violentas ni drásticas. El mejor medio es el voluntario y pacífico. Ir disminuyendo el Estado poco a poco a largo plazo según vaya la gente cambiando de mentalidad y por tanto surja de esta sociedad el ir votando o reclamando estas opciones. Esto se consigue naturalmente (las sociedades van siendo mas éticas cada vez y más liberales como apunta aquí Michael Huemer), y mediante la divulgación y la batalla de las ideas. Si éstas demuestran ser superiores acabarán imponiéndose, probablemente a muy largo plazo.
Ya se eliminó la esclavitud en casi todo el mundo, las mujeres pueden votar en mayor numero de países, la apertura comercial y globalización está en máximos permitiendo un nivel de riqueza global histórico con una espectacular disminución de la pobreza…etc, etc…con mucho camino por hacer para seguir avanzando en el liberalismo (avances coherentes con el punto de vista ético liberal de disminución de la coacción/imposición).

Sin un cambio en la mentalidad de la gente no es posible un cambio político en esta dirección y una de las herramientas en la divulgación honesta de las ideas.

4-¿POR QUÉ ESTE SISTEMA LIBERAL SECESIONISTA ES SUPERIOR?

El sistema liberal basado en unidades administrativas pequeñas es superior en cuanto en tanto la gente tiene mas poder de decisión sobre sus vidas, también geopolíticamente. Un sistema ideal tiene que reproducir lo mas fielmente posible la voluntad de la gente, y permitir el cambio y evolución de su sistema lo mas fácilmente posible adaptándose a situaciones cambiantes.
Este ideal se consigue con unidades políticas pequeñas que se asocian unas con otras alcanzando un óptimo de tamaño variable según las circunstancias, según decida la gente y sus asociaciones. Posiblemente la unidad mas funcional esté en el nivel de las ciudades. Estas unidades entran en competencia unas con otras sobreviviendo el modelo más atractivo fiscalmente, el mejor organizado, el más próspero, con más calidad de vida, mejor educación….etc y las demás sufrirían el efecto contagio. Esto lo consiguen de manera aproximada los cantones suizos. Los modelos más exitosos y que más crecimiento consiguen son empíricamente los más liberales. (Los nórdicos previo a su modelo socialdemócrata también eran liberales. Crearon suficiente riqueza para modelar su Estado del Bienestar gracias al libre mercado, y no al revés. Suecia disfruta de un amplio Estado del Bienestar gracias al libre mercado previo y un gran índice de libertad económica actual que les proporciona la riqueza suficiente para sostenerlo.

4.1 ¿POR QUÉ LAS UNIDADES POLÍTICAS PEQUEÑAS TIENDEN A SURGIR EN LIBERTAD Y SON UN MEJOR MODELO?

El incentivo de un país pequeño es a relacionarse comercialmente con los demás, un país grande puede tener tentaciones al proteccionismo, autoabastecimiento y la autarquía, pues le es menos necesario comerciar con otros, con nefastas consecuencias en un mundo globalizado basado en la división del trabajo y del conocimiento.

El voto del ciudadano tiene más peso y valor, pues no se diluye entre tanta gente, el ciudadano tiene más control sobre el político y éste tiene menos poder a su alcance ya sea para corromperse o someter a otros.
Los representantes políticos están mas cerca de los problemas de la gente.
En estados pequeños se minimiza el problema de la concentración de poder, de la “dictadura de las mayorías”, se disminuye la coacción y el coste de “votar con los pies” (moverse hacia otra unidad política) es menor.

El sistema basado en la voluntariedad reproduce una gran variedad y riqueza de unidades políticas pequeńas, reflejando mas fielmente la diversidad de voluntades de la gente, agregándose y asociándose no por mitologías nacionalistas, sino por conveniencia personal y comercial, con una tendencia natural espontánea y voluntaria a estandarizarse el idioma mas útil q les sirva para sus propósitos y a descubrir por competencia el modelo más exitoso.
Es mas fácil votar con los pies y menos costoso cambiarse a otra comunidad más acorde a nuestros intereses en comunidades pequeñas que cambiarse de un Estado grande a otro, siendo este modelo más efectivo por un proceso competitivo de eficiencia dinámica (por ensayo y error se va perfeccionando con el tiempo)

4.2 DESVENTAJAS DEL ESTADO GRANDE:

El Estado desde que empezó a crecer sin medida fue pervirtiendo la democracia, diluyendo el voto entre muchos y asegurando su inmutabilidad. Está gestionado por unos gobernantes que inevitablemente y por supervivencia van rindiéndose a grupos de presión y al populismo, para poder seguir en el trono, pues son sus lógicos incentivos. A pesar de que tengan las mejores de las intenciones siempre tratarán de no perder el poder para poder poner esas intenciones en práctica.
Los incentivos de los gobernantes están estudiados en economía por la Escuela “Public Choice school” . Un análisis de las decisiones naturalmente irracionales de políticos y votantes en el must-have libro de Bryan Caplan “El mito del votante racional“.

Los Estados grandes tienen más capacidad de abusar. Un ejemplo: le es mas fácil a USA imponer la prohibición del alcohol a 100 millones de personas en un sistema centralizado que si tienen q ponerse de acuerdo 50 estados federales autónomos. La legitimidad democrática actual se basa en una mayoría imponiendo coactivamente su visión a una minoría. Los Estados grandes suponen que pocas personas decidan mucho sobre muchos. Los Estados pequeños minimizan esa circunstancia con éxito.

5-CATALUÑA HOY EN DÍA:

Hoy en día no vivimos en esa sociedad, así que procede hacer un análisis actual desde mi postura personal:

1- Hay que promover cambiar la Constitución como marca la ley. Aunque no hay obligación moral de seguir leyes injustas el coste de no seguirlas es demasiado alto.

2-¿Consecuencias de una secesión unilateral para toda Cataluña?

Todas las secesiones son difíciles y suelen dar lugar a una crisis y empobrecimiento a corto plazo para resurgir con posterioridad si establecen las medidas adecuadas. Aquí una artículo de Daniel Lacalle exponiendo esta circunstancia.

Hay casos exitosos: Suecia de Noruega, Checoslovaquia, Bálticos de la URRSS, Irlanda….etc.
Y otros no tanto: Cuba de España, Corea del Norte…etc
Básicamente uno apoyaría sin dudas toda secesión hacia un estado liberal con aumento de libertad y posibilidad de secesión interna pues es beneficioso para todos a largo plazo. Firmaría q Cataluña fuese la nueva Suiza como cree Xala i Martí por ejemplo, o Barcelona el nuevo Liechtenstein, Luxemburgo, Monaco, Singapur…..

Cataluña actualmente parece que deriva hacia un estado mas socialista e interventor con el añadido de no permitir libertad de secesión, luego parece algo que probablemente les perjudique en el corto/medio plazo. Existe la posibilidad de que en el largo plazo fuesen imitando por necesidad los modelos liberales más exitosos: por ejemplo Cuba y otros países ex-comunistas ya se están abriendo algo y la presión popular mundial, el avance tecnológico y el acercamiento del conocimiento van poco a poco minando estas políticas radicales autoritarias, con aumento de la presión social y mundial para que desaparezcan, aunque sea muy lentamente. Lo mismo puede pasar con los socialismos hiperintervencionistas (o no).

3-Una transición como la de Cataluña, basada en el conflicto y la tensión, con posibles boicots, tensiones políticas, posibles cierres comerciales, incertidumbre en los mercados, adaptación de la nueva financiación y en el pago de las pensiones al nuevo país independiente……provoca unos costes de transición muy altos, aunque en el largo plazo son solventables. Una soluciòn como la de Canadá con Quebeq (instando a la negociaciòn bilateral) sería más positiva.

La independencia tendría que estar condicionada a permitir la secesión interna y a permitir la asociación a España de barrios, ciudades o comunidades que así lo deseen.

Desgraciadamente a corto/medio plazo sin un cambio de mentalidad en las personas ninguno de estos modelos ideales son estables ni factibles.

Advertisements